10 consejos para el riego de jardines y plantas

consejos riegoEl riego de plantas, jardines o césped, es ahora en verano más necesario que nunca.

Aunque en principio la acción de regar es una tarea sencilla, hay una serie de consejos que debes tener en cuenta.

Las plantas sufren si se las riega poco, pero pueden sufrir más si se las riega en exceso.

En este post te contamos 10 consejos básicos que debes tener en cuenta para el riego de tus plantas o tu jardín.

  1. No riegues en intervalos planificados. Debes observar la humedad de la tierra antes de proceder al riego, así como tener en cuenta el tipo de planta de que se trate.
  2. Ten especial cuidado en suelos arcillosos. Si la tierra es arcillosa, el agua no drenará bien y las raíces de las plantas correrán mayor riesgo de pudrirse que si se trata de suelo arenoso.
  3. Si se trata de macetas, es conveniente que el tiesto tenga un agujero para liberar el exceso de agua. Aunque la tierra de la parte superior puede parecer seca, en la parte de la raíz puede mantenerse una humedad excesiva que pudrirá la raíz.
  4. Las plantas de gran tamaño necesitarán más agua que las más pequeñas. Esto se debe a que al tener mayor superficie de transpiración, son capaces de consumir más agua.
  5. Conoce tus plantas. Cada tipo de planta necesita distinto grado de humedad. Es algo ya sabido que plantas tipo cactus viven mejor con poco agua, y otras como las calas, el crisantemos o jacintos necesitan mucha agua.
  6. Las plantas suelen necesitar más agua cuando acaban de plantarse. Una vez que se han asentado, necesitarán un poco menos de agua.
  7. Después de un periodo de sequía, riega con abundante agua. Si por cualquier razón tus plantas han sufrido una carencia de agua, se formarán concentraciones de sales minerales junto a sus raíces. Si en ese momento regamos poco, las raíces pueden sufrir un exceso de minerales. Por ello tras periodos de sequía, riega generosamente.
  8. Cuando riegues no mojes las flores ni las hojas. El efecto lupa del sol las dañará.
  9. Por lo general es mejor regar abundantemente menos veces, que muy frecuentemente con poca cantidad de agua. Si no lo tienes claro, más vale no regar.
  10. Evita encharcamientos prolongados. Si un rato después de regar la tierra queda encharcada, deberás utilizar menos agua o mejorar el drenaje.

Esperamos que este verano mantengáis vuestras plantas y flores en perfecto estado. No es que sea un trabajo especialmente difícil, pero como todo, hay que hacerlo con cuidado y dedicación.  Si tú o tu comunidad de propietarios tenéis un jardín que requiere cuidados y mantenimiento profesional, no dudéis en contactar con nosotros. Contamos con equipos de profesionales jardineros en toda la península para realizar un correcto mantenimiento del mismo.Te preparamos una propuesta según tus necesidades de jardinería. Contacta con nosotros por teléfono 902 299 299916 508 873944 488 100902 299 299 – 916 508 873 – 944 488 100, o a través del formulario de contacto, estaremos encantados de atenderte.