Cómo saber si tengo calefacción central en anillo o en columna

¿Cómo se pasa de calefacción central a individual?

La nueva normativa europea que afecta a la calefacción central establece que, a fin de apostar por la eficiencia, el consumo se contabilice de manera individual. Sin embargo, según el tipo que tengamos calcular el gasto puede suponer un problema por el tipo de instalación, ya que puede ser de dos tipos diferentes: distribución en anillo o distribución en columnas. Te enseñamos a identificar qué tipo de calefacción central tienes y las soluciones que existen.

Ante el difícil invierno que se aproxima con la amenaza de Rusia de contar el gas y los altos precios de la energía, muchos consumidores están pensando en cábalas para ahorrar y poder calcular realmente lo que consumen.

Sin embargo para poder contabilizar de manera adecuada se deberá tener en cuenta la forma en que se distribuye la red de tuberías de calefacción dentro del edificio para poder repercutirlo después en la factura.

Sistema de calefacción central por columnas

La calefacción central por columnas significa que los radiadores de todo el edifico están unidos verticalmente. Es decir, una misma tubería proveerá de este servicio a la misma estancia de todos los pisos, por ejemplo al salón del 1ºA, 2ºA etc. Para saber si tenemos este tipo de mecanismo basta con observar si las tuberías van desde el suelo hasta el techo, si es así nuestro sistema es de columnas. Otro indicio es que si un vecino tiene una fuga y para repararla hay que vaciar todo el circuito, es una prueba de que tenemos este tipo de calefacción.

En estos casos para calcular el consumo individual, la única solución son los repartidores de costes. Un aparato que mide mediante un algoritmo la energía consumida en cada radiador.

Sistema de calefacción central por anillos

Por otra parte, a partir de 1981 se estableció que la calefacción central sería de anillo, según el Reglamento de Instalaciones Térmicas en los Edificios. De esta forma si nuestra vivienda está edificada tras esta fecha, será de anillo.

Si desconocemos este dato, tener una distribución en anillo significa que existe un único punto de entrada y un único punto de salida de las tuberías por cada vivienda. El cálculo se contabiliza instalando contadores en la entrada y salida del circuito y suele estar controlada por un termostato.

¿Cómo se pasa de calefacción central a individual?

De todas manera, si queremos calcular nuestro consumo de manera veraz e individualizada, también existe la opción de “desconectarnos” de la calefacción central y pasar a individual. Dependiendo de qué tipo de instalación tengamos en nuestra comunidad será más sencillo o complicado.

Cambio en instalación en anillo

El cambio de calefacción central a individual cuando la distribución es en anillo es fácil. Solo habrá que instalar la caldera elegida en cada vivienda y conectarla al circuito de radiadores. No habrá que hacer nada más, solo colocar un contador de gas.

Cambio en instalación en columna

Por el contrario, lo que sí lleva trabajo es cuando hablamos de una distribución en columna. En esta situación primeramente habrá que pasar la instalación de columna a anillo. Una vez hecho este proceso, se deberán dar los mismos pasos que los mencionados anteriormente.

Si quieres adecuar tu instalación o la de tu comunidad, a la normativa europea, en BDBN contamos con profesionales para efectuar cualquier labor de calefacción. Solo tienes que ponerte en contacto con nosotros y contarnos tus intenciones. Encontraremos la solución adecuada según el tipo de sistema que tengas.

 


También te puede interesar:

 


Si tú también crees que puedes necesitar a profesionales para cambio de calefacción, contacta con nosotros.Puedes llamarnos por teléfono 919 019 008 – 944 488 102 – 932 264 249 Puedes llamarnos por teléfono 919 019 008 – 944 488 102 – 932 264 249, o contactar a través del formulario de contacto, estaremos encantados de atenderte y realizarte un presupuesto sin compromiso.

Solicita información o presupuesto para cambio de calefacción.

    ¿Tienes ya otros presupuestos?