Blindaje de una puerta antigua

Blindaje de una puerta antigua

Hoy en día, si queremos reforzar la seguridad en la puerta de entrada a nuestro hogar, tenemos varias posibilidades. Puertas blindadas o puertas acorazadas son algunas de las opciones que tenemos en el mercado. Pero ¿qué pasa cuando no podemos sustituirla por normas de la comunidad, porque la decoración está protegida o por tener unas medidas no estándar? La única opción que nos queda sería blindar nuestra puerta antigua. Si quieres saber en qué consiste este tipo de trabajo, te lo explicamos a continuación.

Blindar una puerta original radica en mejorar la seguridad de la puerta existente contra el apalancamiento y las nuevas formas de apertura, pero respetando la esencia y características de la misma.

Para realizar un blindaje de puerta antigua, lo mejor será llamar a un carpintero profesional quien valorará el trabajo a realizar y atendiendo tus necesidades te ofrecerá una serie de opciones que mejorarán la seguridad.

Si hemos decidido blindar la puerta antigua de nuestra vivienda deberemos prestar atención a tres partes importantes: el marco, la puerta y la cerradura o dispositivo de cierre.

Características del marco en una puerta blindada

Para mejorar la resistencia del marco, con el fin de evitar el apalancamiento, se suelen introducir una serie de tacos para anclar la puerta a la pared. Estos tacos suelen medir entre 15-18cm y se evita que se acceda al hogar mediante el apalancamiento con una barra de uña o una palanqueta.

Además, las bisagras de la puerta antigua se suelen sustituir por varias con bulones de seguridad, pero siempre con un mecanismo anti-palanca.

La puerta

La cara interior de la puerta se refuerza con una chapa de acero o un material metálico galvanizado que rondará entre los 1,2 o 1,5mm de espesor. Tras esta instalación, se coloca un tablero de madera barnizado y lacado en el tono que elija el cliente.

Cerradura de seguridad en las puertas blindadas

En las puertas antiguas, la opción más sencilla para aumentar la seguridad es de sobreponer las cerraduras. Es la opción más cómoda y económica, ya que te olvidarás de hacer una pequeña reforma de la puerta, con el gasto que conlleva.

En el mercado existen multitud de tipos de cerraduras. Cerraduras con 5 puntos de anclaje o más, cerraduras antibumping, cerrojos eléctricos etc. Con un buen sistema de cerramiento, el acceso a tu vivienda quedará asegurado y estarás más tranquilo, tanto si estás dentro de casa, como si estás fuera de ella. Si has decidido blindar tu puerta antigua, contamos con un equipo de carpinteros perfectamente capacitado para efectuar este tipo de trabajo. Unos profesionales que cuentan con el material adecuado para reforzar la seguridad de tu hogar, de una manera rápida y eficaz.

Dentro de este tipo de cerradura encontramos los cerrojos eléctricos. Un tipo de cerramiento que se maneja a través de un mando a distancia y que no deja rastro en el exterior de la puerta. Este mecanismo es muy seguro, ya que si un ladrón intenta acceder desconocerá la existencia de este cerrojo, además de no saber dónde está ubicado. Si necesitas más información sobre la colocación de cerraduras o cerrojos de seguridad, en Buenos Días Buenas Noches disponemos de los mejores cerrajeros para solventar todas tus dudas e instalar el método de seguridad que necesitas.

 


También te puede interesar:

 


Si tú también crees que puedes necesitar a un carpintero para blindar puerta antigua, contacta con nosotros…Puedes llamarnos por teléfono 902 299 299 – 916 508 873 – 944 488 100 – 932 264 249 Puedes llamarnos por teléfono 902 299 299 – 916 508 873 – 944 488 100 – 932 264 249, o contactar a través del formulario de contacto, estaremos encantados de atenderte y realizarte un presupuesto sin compromiso.

Solicita información o presupuesto para blindar puerta antigua

¿Tienes ya otros presupuestos?

Servicios Relacionados