Cómo detectar una fuga de agua sin romper

Cómo detectar una fuga de agua sin romper

Alrededor del 70% de las fugas de agua, uno de los principales problemas de fontanería, están ocultas bajo el suelo o paredes. Si detectas que tienes una fuga, será muy importante localizarla lo antes posible y causando el mínimo de daños. Hoy en día los fontaneros cuentan con tecnologías capaces de detectar fugas de agua sin romper suelos, paredes o techos. Aquí te mostraremos algunos ejemplos para que conozcas estos nuevos métodos.

Normalmente, las fugas de agua se dan por una rotura de una tubería, fallos en el drenaje del desagüe o en las conexiones como los grifos o las llaves de paso.

Lejos quedan los tiempos donde todos los fontaneros reparaban las fugas de agua picando, levantando suelos o perforando paredes. Esto no solo causaba grandes daños que posteriormente debían ser reparados, sino que también suponían molestias a propietarios y vecinos. Actualmente se utilizan diferentes técnicas basadas en la tecnología que solucionan este tipo de problemas de fontanería de manera más rápida y efectiva, lo que es más importante abaratando el trabajo.

Tecnologías para la detección de fugas de agua

En el sector de la fontanería existen numerosos métodos para localizar fugas de agua gracias a las nuevas tecnologías. Son muy fiables y se han convertido en el mejor aliado de los fontaneros para la realización de este tipo de trabajo.

Las cámaras termográficas muestran en diferentes intensidades de color los cambios de temperatura. Eso permite localizar la fuga de un primer vistazo, evitando picar o levantar en lugares equivocados.

Escáner de humedad. Detecta de forma no invasiva la aparición de humedades en cualquier tipo de  material. Puede penetrar hasta 70 centímetros, sin realizar ningún tipo de agujero, ofreciendo una información precisa.

Correladores o geófonos. El geófono es un equipo de escucha que nos permiten buscar en la red posibles fugas. Una vez que se localiza el indicio, el correlador será el encargado de averiguar dónde está la fuga, gracias a la instalación de dos micrófonos entre diferentes puntos metálicos de la tubería.

Empleo de gas trazador. Se introduce gas por las tuberías y después se utiliza un detector de gases que revelará el lugar donde está la fuga. Un método eficaz en la mayoría de ocasiones.

Por último, con el georadar se localiza en la tubería el punto exacto donde se ha de reparar, picando solo una superficie mínima para arreglar el tramo de tubería afectado. Con esta sencilla explicación puede ver cómo la tecnología también ha llegado al sector de la fontanería. Cuando contrates los servicios de un fontanero, asegúrate de que cuente con el material necesario para localizar la fuga de agua sin romper innecesariamente. Te evitarás quebraderos de cabeza y solventarán la incidencia de una manera más rápida y eficiente.

 


También te puede interesar:

 


Si tú también crees que puedes necesitar a un fontanero y deseas realizar cualquier servicio de fontanería, contacta con nosotros…Puedes llamarnos por teléfono 902 299 299 – 916 508 873 – 944 488 100 – 932 264 249 Puedes llamarnos por teléfono 902 299 299 – 916 508 873 – 944 488 100 – 932 264 249, o contactar a través del formulario de contacto, estaremos encantados de atenderte y realizarte un presupuesto sin compromiso.

Solicita información o presupuesto sobre detección de fugas de agua

¿Tienes ya otros presupuestos?